Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

Alianza Latina para Reducir Desechos y Proteger Nuestra Salud.


HECHO



Grupos latinos se unen para reducir residuos de gas natural y dudan del futuro de la Regla BLM

WASHINGTON – El día de hoy, cinco grupos latinos anunciaron la formación de una nueva iniciativa, “Alianza Latina para Reducir Desechos y Proteger Nuestra Salud.” La asociación incluye los grupos Hispanic Access Foundation; HECHO; Chispa Nevada, Liga de Votantes por la Conservación; Mi Familia Vota; y Por la Creación Faith-based Alliance.

Los grupos lanzaron el esfuerzo el día de hoy por medio de una carta a los Senadores Dean Heller, Catherine Cortez Masto, John McCain, y Jeff Flake para oponerse a la resolución de la Ley de Revisión del Congreso (o CRA, por sus siglas en inglés) que revocaría la regla de residuos de gas natural de la Oficina Federal de Administración de Tierras (o BLM) y prohibiría a la agencia tomar acciones futuras. Mi Familia Vota también está realizando una campaña en línea para pedir a los Senadores que se opongan al desmantelamiento.

CRA causaría daños permanentes a los contribuyentes y contaminaría el aire de las comunidades por todo el Oeste del país. La medida CRA fue aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos el viernes pasado, aunque se enfrentó a oposición de ambos partidos. Se espera un voto en el Senado en esta misma semana.

“La revocación de la regla BLM que limita el gas natural de desecho en tierras propiedad del pueblo y de las tribus fracasa en nuestro compromiso moral de proteger nuestra herencia natural, de limpiar nuestro aire y de garantizar que nuestras comunidades y nuestros hijos no se vean afectados por problemas de salud pública que podemos prevenir si actuamos con conciencia,” dijo Al Martínez, miembro de la Junta Consultiva de HECHO. “Nuestros líderes deberían ponerse del lado de la gente, no de los intereses especiales, y mantener intacta la regla.”

Líderes de grupos latinos de fé tanto de Arizona como de Nevada ya se encuentran en Washington, D.C. esta semana para encontrarse con sus funcionarios electos y expresar el apoyo que hay en sus comunidades para la medida actual.

“Tenemos la responsabilidad de garantizar que la calidad del aire no afecte a nuestros hijos y nuestras comunidades,” dijo Víctor Venalonzo, un representante de Por la Creación Faith-based Alliance de Yuma, AZ. “No hay excusa alguna para no modernizar la explotación de hidrocarburos, especialmente cuando nuestra salud y nuestra seguridad están en juego. Y si los cambios tienen como consecuencia ahorros por cientos de millones de dólares, podemos invertirlos en mejorar los resultados para la salud y en infraestructura para la comunidad.”

Cada año, las compañías de hidrocarburos que realizan operaciones en tierras federales y tribales desechan más de 330 millones de dólares de gas natural. Esto también resulta en una pérdida de regalías que deben pagarse a los gobiernos estatales y tribales, las cuales podrían usarse para mejorar nuestras escuelas, nuestros caminos y otros tipos de infraestructura. La regla BLM limitaría el desperdicio de gas natural al exigir que operaciones de hidrocarburos nuevos o ya existentes usen la tecnología más avanzada para capturar el gas natural excedente que se libera a la atmósfera o se quema, y que las fugas en su equipo se reparen.

“La Regla de Metano y de Prevención de Desperdicio de BLM fue creada con la aportación de miles de individuos por medio de audiencias comunitarias, historias y testimonios compartidos por parte de aquéllos que han sido lo más afectados por esta contaminación por metano,” dijo Rudy Zamora, director del programa Chispa NV, de la Liga de Votantes por la Conservación. “Nuestras comunidades, especialmente las comunidades de color, están preocupadas por los efectos a nuestra salud, a nuestro clima ahora y por generaciones futuras. No podemos darnos el lujo de perder nuestras protecciones."

De hecho, más de 200,000 individuos y grupos dieron su apoyo en comentarios a la propuesta de BLM durante un período de comentarios públicos. Además, el apoyo ha sido diverso– grupos empresariales, organizaciones latinas, agrupaciones agrícolas, asociaciones deportivas, expertos en salud pública, grupos ambientalistas y organizaciones de contribuyentes han dado a conocer su respaldo a la medida. Una nueva encuesta bipartidista que fue dada a conocer en enero, encontró que el 76 por ciento de los votantes latinos provenientes de siete estados de la parte Oeste del país respaldan la implementación de la regla BLM, según Colorado College: La Encuesta de Conservación del Oeste, 2017 del Proyecto Rockies.

“Es crucial que los latinos en Nevada y Arizona apoyen a nuestros aliados en la zona Oeste de las Montañas Rocosas,” dijo Martínez. “Si bien es cierto que la actividad económica de los hidrocarburos es prevalente en las Rocosas, tomar los pasos necesarios para reducir el desperdicio ahora garantizaría actividades económicas más responsables en Nevada en el futuro. Aparte, los contribuyentes de todas partes se beneficiarían por menores niveles de residuos de gas natural en tierras públicas.”

Cuando el gas natural, primordialmente en forma de metano, se libera al aire, también se liberan contaminantes dañinostales como el benceno, el cual está relacionado con cáncer, y otros contaminantes que ayudan a la formación de ozono y que pueden desatar ataques de asma y empeorar el enfisema.

El impacto es aún mayor en las comunidades latinas ya que enfrentan riesgos más elevados por emisiones tóxicas, según un reporte de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos y el grupo Clean Air Task Force, que encontraron que “más de 1.81 millones de latinos viven en un radio menor a media milla de instalaciones de gas y petróleo y ese número está creciendo cada año.”

“No hay escasez de datos que documenten los efectos negativos por el desperdicio de gas natural,” dijo Ben Monterroso, Director Ejecutivo de Mi Familia Vota. “Aun así, con cada voto para revocar la regla estamos ignorando los hechos y estamos poniendo en peligro nuestra seguridad. Nuestros Senadores necesitan unirse y hacer lo que es correcto para sus electores– actuar correctamente para el día de mañana, no tan solo para las ganancias financieras de hoy.”

Si bien es cierto que las actividades de explotación de hidrocarburos en Arizona y Nevada no han alcanzado los mismos niveles que en estados vecinos, sus residentes enfrentan una carga significativa si la regla es revocada. En Nevada, el número de acres arrendados para la explotación de  petróleo y gas ha crecido en un 118 por ciento desde el año 2000 y ahora ocupa el quinto lugar en el número total de acres. Los residentes de Arizona, por otro lado se encuentran en un predicamento mayor ya que reciben los desperdicios sin ningún beneficio financiero o de empleos. La NASA recientemente descubrió que las operaciones de hidrocarburos eran responsables en una mayor parte por la nube de metano del tamaño del estado de Delaware que actualmente se encuentra por encima de la región de Four Corners. En ambos casos, sin la regla de BLM la salud futura de sus ciudadanos se encuentra bajo amenaza.

Esta iniciativa de “La Alianza Latina para Reducir el Desperdicio, y Proteger Nuestra Salud” viene después de dos años de esfuerzos de educación y difusión por parte de Hispanic Access Foundation y HECHO para resaltar el daño que el desperdicio del gas natural causa a los contribuyentes y a la salud pública de los latinos en las Rocosas. Los grupos recientemente ampliaron sus actividades educativas con comerciales en la radio por parte de HECHO en la zona de Reno, y anuncios en línea por parte de Hispanic Access Foundation por todo el estado de Nevada.




Latino Partnership to Cut Waste, Protect Our Health

Latino groups unite over reducing natural gas waste, concerns for the future of BLM rule

WASHINGTON – Today, five Latino groups announced the formation of a new campaign, “Latino Partnership to Cut Waste, Protect Our Health.” The partnership includes Hispanic Access Foundation; HECHO; Chispa Nevada, League of Conservation Voters; Mi Familia Vota; and Por la Creación Faith-based Alliance.

The groups have launched the effort today with a letter to Sens. Dean Heller, Catherine Cortez Masto, John McCain, and Jeff Flake to oppose a Congressional Review Act resolution that would overturn the U.S. Bureau of Land Management’s natural gas waste rule and prohibit the agency from taking future action. Mi Familia Vota is also running an online ad campaign calling on Senators to oppose the rollback.

The CRA would permanently harm taxpayers and pollute the air for communities throughout the West. The CRA passed the U.S. House of Representatives last Friday, though it did face bipartisan opposition. A vote in the Senate is expected as early as this week.

“Overturning the BLM rule to curb natural gas waste on taxpayer-owned and tribal lands fails our moral obligation to protect our cherished outdoor heritage, clean up our air, and ensure that our communities and children are not harmed by public health issues that we can knowingly prevent,” said Al Martinez, HECHO Advisory Board Member. “Our leaders should side with the people, not special interests, and keep the rule intact.”

Latino faith leaders from both Arizona and Nevada are currently in Washington, D.C. this week to meet with their elected officials and express their communities’ support for the rule.

“We have a responsibility to ensure that air quality doesn’t harm our children and communities,” said Victor Venalonzo, a representative of Por la Creación Faith-based Alliance from Yuma, AZ. “There is no excuse to not modernize oil and gas development, especially when our health and safety hangs in the balance. And if the resulting changes equal hundreds of millions of dollars in savings, we can invest in improving health outcomes and community infrastructure.”

Each year, oil and gas companies operating on federal and tribal lands are wasting more than $330 million worth of natural gas. This also results in a loss of royalties paid to state and tribal government that could help improve our schools, roads and other infrastructure. The BLM rule would curb natural gas waste by requiring existing oil and gas operations on public lands to use the most up-to-date technology to capture wasted natural gas that is either released into the atmosphere or burned off and repair leaks from equipment

“The BLM Methane rule was created with the input of thousands, via community meetings, shared stories and testimonies from those most affected by this natural gas pollution,” said Rudy Zamora, program director of Chispa NV, League of Conservation Voters. “Our communities, especially communities of color, are concerned about the health effects on us and our environment now and for future generations to come. We can't afford to lose our safeguards."

In fact, more than 200,000 individuals and groups commented in support of the BLM proposal during the public comment period. Additionally, the support has been diverse – business groups, Latino organizations, agricultural groups, sportsmen groups, public health experts, environmental groups and taxpayer organizations have voiced their support. A new bipartisan poll released in January found that 76 percent of Latino voters from across seven Western states support implementing the BLM rule, according to the Colorado College: The Rockies Project’s 2017 Conservation in the West Poll.

“It’s critical that Latinos in Nevada and Arizona support our partners in the Rocky Mountain West,” said Martinez. “While oil and gas development is prevalent now in Rockies, taking steps for cutting waste now would ensure more responsible development in Nevada’s future. Plus, taxpayers everywhere would benefit by cutting natural gas waste on public lands.”

When natural gas, primarily in the form of methane, is released into the air, so too are harmful pollutantssuch as benzene, which are linked to cancer, and other ozone-forming pollutants that can trigger asthma attacks and worsen emphysema.

The impact is even greater on Latino communities, as they face elevated risks due to toxic emissions, according to a report by the National Hispanic Medical Association and Clean Air Task Force, which found that “more than 1.81 million Latinos live within a half mile of existing oil and gas facilities and the number is growing every year.”

“There’s no shortage of documentation on the negative health side effects from natural gas waste,” said Ben Monterroso, Executive Director, Mi Familia Vota. “Yet, with every vote to overturn the rule we’re ignoring the facts and jeopardizing our safety. Our senators need to join together and do what’s right for their constituents – do what’s right for tomorrow, not just for financial gain today.”

While Arizona and Nevada’s energy development activities haven’t reached the same levels as neighboring states, their residents will face a significant burden if the rule is overturned. In Nevada, the number of acres leases for oil and gas development has grown by 118 percent since 2000 and now ranks fifth nationally in total number of acres. Arizonans, on the other hand are getting stuck with the waste without any financial or employment benefit. NASA recently discovered that oil and gas operations were largely responsible for a methane cloud the size of Delaware that is currently hovering over the Four Corners region. In both cases, without the BLM rule the future health of its citizens is threatened.

 

This “Latino Partnership to Cut Waste, Protect Our Health” effort follows more than two years of education and outreach efforts by the Hispanic Access Foundation and HECHO to highlight how natural gas waste harms taxpayers and public health for Latinos in the Rockies. The groups recently expanded education efforts last week including radio ads by HECHO in the Reno area and online ads by Hispanic Access Foundation running across the Nevada.

Advertisement

Advertisement

Advertisement