Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

¿El asiento de seguridad de su hijo pasaría una inspección?


AAA Mid-Atlantic and the Mid-Atlantic Foundation for Safety




Los padres hacen todo lo posible para asegurarse de que sus hijos estén seguros, pero los pequeños errores pueden poner a los niños en situación de riesgo.

Los padres hacen todo lo posible para asegurarse de que sus hijos estén seguros, pero cuando se trata del asiento de seguridad del auto, con demasiada frecuencia y sin darse cuenta los padres, los pequeños errores pueden poner a los niños en situación de riesgo. Durante la Semana Nacional de Seguridad de Niños Pasajeros, del 18 al 24 de septiembre, AAA Mid-Atlantic y la Fundación Mid-Atlantic para la Seguridad y Educación instaron a los padres a asegurarse que los niños estén utilizando el asiento de seguridad adecuado para su edad y tamaño, eviten cometer errores comunes, y pedir asistencia especializada para la instalación de asientos de seguridad en sus autos.

Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte y lesiones de niños menores de 14 años y, de acuerdo con Safe Kids Worldwide, de los niños de 8 años y menores que murieron en accidentes de tráfico en 2014, el 26 por ciento no estaba asegurado con un dispositivo apropiado para su edad (asiento infantil, asiento elevado o cinturón de seguridad). La Policía del Estado de Delaware reportó que en 2015, se realizaron 443 arrestos por falta de aseguramiento de niños. También informó que los niños menores de 14 años que resultaron heridos en un accidente, 31 no estaban asegurados a sus asientos apropiadamente.

"Investigaciones realizadas en la industria, incluyendo la Academia Americana de Pediatría, la Administración Nacional de Seguridad Vial, y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, muestran claramente que los lactantes y niños pequeños deben seguir siendo colocados mirando hacia atrás hasta que alcancen el mayor peso o la altura recomendada por el fabricante del el asiento", dijo Ken Grant, Director de Asuntos Públicos y Gubernamentales de AAA Mid-Atlantic.

Ley de Delaware sobre Asientos de Seguridad para Niños

Todos los niños deben ir correctamente sujetos en un asiento de seguridad para niños aprobado por el gobierno federal y que sea apropiado para la edad, peso y altura del niño hasta la edad máxima de ocho años de edad o peso de 65 libras, lo que ocurra primero.

Además, los niños de ocho a 15 años de edad deben estar sujetados correctamente con el cinturón de seguridad. La multa por violar la ley es de $25.00. Los niños menores de 12 años de edad o de 65 pulgadas de altura todavía están obligados a sentarse en el asiento de atrás si hay bolsas de aire activas en el asiento del pasajero delantero.

"Los padres tienen las mejores intenciones cuando utilizan el asiento de seguridad, pero pueden poner a su hijo en peligro debido a simples errores de instalación, sin percatarse de ello", señala Grant. "Cualquier persona que utilice un asiento de seguridad para niños en su vehículo debe educarse al respecto, incluso si lo han estado utilizando durante años, para asegurarse de que se haya instalado correctamente".

Siete errores comunes con respecto a asientos de seguridad

1. No utilizar un asiento de seguridad. Bien sea un niño lactante, niño pequeño o un niño con edad para utilizar un asiento elevado, los padres siempre deben usar el sistema de sujeción infantil adecuado cada vez que sus hijos están en un vehículo. Los asientos de seguridad reducen el riesgo de muerte en un 71 por ciento para los bebés y en un 54 por ciento para los niños pequeños, de acuerdo con la Asociación Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés). Y utilizar un asiento elevado con un cinturón de seguridad para los niños mayores en lugar de un cinturón de seguridad por sí solo reduce el riesgo de lesiones en un 59 por ciento.

2. No leer las instrucciones del asiento de seguridad. Tres de cada cuatro asientos de seguridad para niños se instalan de forma incorrecta según la NHTSA. Con miles de combinaciones de asientos de seguridad para niños y sistemas de seguridad de vehículos, es importante que los padres lean tanto el manual de instrucciones del propietario como las instrucciones del asiento de seguridad de los niños antes de instalar un asiento para asegurarse de que se hace correctamente.

3. Utilizar sistemas de sujeción para niños mayores antes de tiempo. Bien sea voltear al bebé para que quede mirando hacia el frente o pasar a un cinturón de seguridad para adultos, los padres con frecuencia avanzan a sus hijos en las etapas de los sistemas de seguridad demasiado pronto. La Academia Americana de Pediatría recomienda que no se voltee a los niños pequeños hacia adelante hasta que tengan al menos dos años y el peso máximo para el asiento. Los bebés deben permanecer orientados hacia atrás hasta que alcancen el límite superior de peso del asiento de esta categoría. Todo niño menor de 13 años debe viajar en el asiento trasero.

4. Instalar el asiento de seguridad demasiado flojo. Cuando un asiento de seguridad para niños está instalado correctamente, no debe moverse más de una pulgada en cualquier dirección. Los padres deben utilizar el cinturón de seguridad del vehículo o el sistema LATCH del vehículo para asegurar el asiento, pero los dos a la vez no, a menos que haya sido aprobado por el fabricante del vehículo y del asiento de automóvil. Si se utiliza el cinturón de seguridad, asegúrese que esté bien cerrado sujetando al  asiento firmemente en su lugar.

5. Ajustar de los arneses de seguridad de forma incorrecta. Los arneses del asiento de seguridad siempre deben estar ajustados y lisos, sin torceduras. Los arneses deben estar a la altura o por debajo de los hombros del niño cuando está situado mirando hacia atrás y a la altura o por encima de los hombros cuando el niño está situado mirando hacia el frente con el fin de mantener el cuerpo del niño en posición vertical y pegado al asiento. La hebilla del pecho debe colocarse a nivel de las axilas.

6. Accesorios: Si no vienen con el asiento (o no fueron adquiridos del fabricante para ser usados con el asiento), no fueron sometidos a pruebas de choques junto con el asiento. Por lo tanto, no puede garantizarse que sean seguros y no deben ser utilizados. Esto incluye cubiertas para las correas (arneses), espejos y juguetes.

7. No reemplazar los asientos después de un accidente o usar asientos sin conocer su historia: Verifique su manual para ver si el asiento debe ser reemplazado, incluso después de un accidente leve o si no había un niño sentado en el asiento en el momento del accidente. Además, nunca compre un asiento de seguridad usado, y nunca acepte un asiento usado gratis a menos que esté seguro de que nunca ha estado en un accidente. Incluso si se ve bien, puede haber daños que no perceptibles. Es más seguro para comprar un asiento barato nuevo que un asiento usado de lujo. Todos los asientos pasan o fallan las mismas pruebas de choque.

Para encontrar una estación de ajuste de asiento de seguridad en Delaware, visite http://ohs.delaware.gov/carseat2.shtml




Would Your Child’s Safety Seat Pass Inspection?

Parents go to great lengths to make sure their children are safe, too frequently minor mistakes can put children at risk

Parents go to great lengths to make sure their children are safe, but when it comes to car seat safety, too frequently minor mistakes can put children at risk without parents realizing it.  During National Child Passenger Safety Week, September 18-24, AAA Mid-Atlantic and the Mid-Atlantic Foundation for Safety and Education urge parents to be sure children are in the proper seat or booster for their age and size, avoid common mistakes, and seek expert assistance with car seat installation.

Car crashes are the leading cause of death and injury for children under the age of 14 and, according to Safe Kids Worldwide, of those children ages 8 and under who died in vehicle crashes in 2014, 26 percent were not restrained by an age-appropriate device (infant seat, booster seat or seat belt). The Delaware State Police report that in 2015, 443 arrests were made for child restraints and that of the children under the age of 14 who were injured in a crash, 31 were not properly restrained.

“Industry research, including the American Academy of Pediatrics, the National Highway Traffic Safety Administration, and the National Transportation Safety Board, clearly shows infants and toddlers should continue to ride rear-facing until they reach the highest weight or height recommended by the manufacturer of the seat,” said Ken Grant, Manager of Public and Government Affairs for AAA Mid-Atlantic.

Delaware Child Car Seat Laws

All children must be properly restrained in a federally approved child safety seat appropriate for the child's age, weight and height up to eight years of age or 65 pounds whichever comes first.

Additionally, children eight through 15 years old are required to be properly secured in a seatbelt. The fine for violating the law is $25.00. Children under 12 years old or 65 inches in height are still required to sit in the back seat if there are active airbags in the front passenger seating position.

“Parents have the best of intentions when using a car seat but they may be placing their child in harm’s way due to simple installation mistakes, without being aware of it,” notes Grant. “Anyone using a child safety seat in their vehicle should educate themselves, even if they’ve been using one for years, to make sure it’s installed correctly.”

Seven Common Car Seat Mistakes

1. Not using a safety seat. Whether an infant, toddler or booster seat-age child, parents should always use the appropriate child restraint system every time their children are in a vehicle. Safety seats reduce the risk of fatal injury by 71 percent for infants and by 54 percent for toddlers according to the National Highway Traffic Safety Association (NHTSA). And, using a booster seat with a seat belt for older children instead of a seat belt alone reduces the risk of injury by 59 percent.

2. Not reading safety seat instructions. Three out of four child safety seats are installed incorrectly according to NHTSA. With thousands of combinations of child safety seats and vehicle belt systems, it’s important for parents to read both the vehicle owner’s manual and the child safety seat instructions before installing a seat to ensure it’s done properly.

3. Using restraints for older children too soon. Whether it’s turning an infant forward-facing or progressing into an adult seat belt, parents frequently advance their children into the stage of safety restraints too soon  The American Academy of Pediatrics recommends that toddlers not be turned to face forward until they are at least age two and the maximum weight for the seat.  Infants should remain rear-facing until they reach the upper weight limit of their rear-facing car seat. All children under age 13 should be placed in the back seat.

4. Installing safety seats too loosely. When a child safety seat is properly installed, it should not move more than one inch in any direction. Parents should use either the vehicle’s seat belt or LATCH system to secure the safety seat—but not both, unless approved by the vehicle and car seat manufacturers. If using a seat belt, make sure it is locked to hold the seat snugly in place.

5. Adjusting seat harnesses incorrectly. Safety seat harnesses should always be snug and lie flat without twists. Harnesses should be at or below the child’s shoulders when rear-facing and at or above the shoulders when forward-facing in order to hold the child’s body upright and against the seat. The chest clip should be positioned at armpit level.

6. Gadgetry: If it didn’t come with the seat (or wasn’t purchased from the manufacturer to use with the seat), it wasn’t crash-tested with the seat. It therefore cannot be guaranteed to be safe and should not be used. This includes strap covers, mirrors and toys.

7. Not replacing seats after a crash or using one without knowing its history: Check your manual to see if the seat should be replaced even after a minor fender-bender and even if no child was in the seat at the time. Also, never buy a used car seat, and never accept a free used one unless you’re sure that it’s never been in a crash. Even if it looks OK, there may be damages that aren’t visible. It is safer to buy a cheap, new seat than a high-end used seat. All seats pass the same pass/fail crash tests.

To find a car seat fitting station in Delaware, visit http://ohs.delaware.gov/carseat2.shtml

Advertisement

Advertisement

Advertisement