Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

Nuevo informe muestra mejores perspectivas para los niños latinos de EE.UU. pero las desigualdades persisten


NCLR



La tendencia es positiva, pero el índice de pobreza de los niños latinos del 31% en 2015 fue el doble que el de los niños blancos

WASHINGTON, D.C.— Un estudio presentado hoy por NCLR (Consejo Nacional de La Raza) y la Oficina de Referencia de la Población (PRB, por sus siglas en inglés) destaca las mejoras en el bienestar de los niños latinos en los últimos 15 años, según lo muestran los indicadores clave tales como la tasa de graduación de preparatoria, el encarcelamiento de menores, la cobertura de salud y el embarazo en adolescentes. El informe señala, no obstante, que todavía hay índices altos de pobreza, obesidad y falta de competencia lectora entre los jóvenes latinos. El informe titulado "Hacia un futuro más equitativo: tendencias y desafíos que enfrentan los niños latinos de Estados Unidos" proporciona un análisis a fondo basado en los datos de Latino Kids Database Explorer (Explorador de Datos sobre Niños Latinos), una herramienta en línea que ofrece un acceso fácil y rápido a las estadísticas nacionales y por estado de 18.2 millones de niños latinos, de los cuales el 95% son ciudadanos estadounidenses.

“El bienestar de los niños latinos está en el núcleo de todo el trabajo que realiza NCLR, pero lo que este informe deja muy claro es lo importante que debería de ser el estado de los niños para todos los ciudadanos. Estos niños son los futuros trabajadores, maestros, votantes, padres, consumidores, contribuyentes, compradores de viviendas, emprendedores y líderes. Asegurarnos de que esta población alcance su pleno potencial es esencial para el éxito de nuestra economía. Invertir en los niños hispanos hoy, es invertir en el futuro de Estados Unidos”, expresó Janet Murguía, presidenta y directora general de NCLR.

Con el Explorador de Datos sobre Niños Latinos disponible en línea, los investigadores, los formuladores de políticas y otras partes interesadas pueden comparar los datos, a nivel nacional y estatal, de los latinos en el rango de edad de 0 a 17 años en las áreas de educación, demografía, ciudadanía, estructura familiar, vivienda, salud, pobreza y justicia juvenil. Las variaciones estatales y regionales ilustran cómo las tendencias generacionales afectan la salud y los retos educativos de los niños latinos, por ejemplo, en diferentes partes del país.

“La reducción de las desigualdades, sobre todo la reducción de las diferencias raciales y étnicas en la pobreza y la educación, no solamente mejorará las condiciones económicas de millones de padres y niños latinos, sino que también impulsará el crecimiento económico mediante la creación de una fuerza laboral altamente cualificada”, dijo Mark Mather, vicepresidente asociado de programas de EE.UU. de PRB y coautor del informe.

Entre los hallazgos clave del informe se encuentran los siguientes:

•             Los niños latinos han impulsado un rápido cambio demográfico. La población de jóvenes latinos aumentó cerca del 50% entre 2000 y 2015 comparado con el descenso del 14% y el 4% de los niños blancos y negros respectivamente. El crecimiento más rápido de la población infantil latina se vio en los estados de South Carolina (242%) y Tennessee (241%).

•             Las familias latinas con niños no se han recuperado de la recesión de 2008. El porcentaje de niños latinos que vivió en la pobreza (30.5%) en 2015 fue más del doble que el de los niños blancos (12.5%). Los estados de Arkansas y North Carolina tuvieron en 2014 el porcentaje más alto de niños latinos de familias de bajos ingresos (más del 75% cada estado).

•             Los índices de graduación de los hispanos están subiendo, pero invertir en los estudiantes latinos es crucial. El índice de graduación de preparatoria a tiempo de los latinos aumentó del 67% en 2004 al 78% en 2013. El índice de competencia lectora entre los estudiantes latinos de octavo grado (21%) fue menos de la mitad del de los niños blancos (44%), aunque fue más alto que el de los niños negros (16%).

•             El índice de niños latinos sin seguro médico se redujo a la mitad, aunque todavía quedan niños rezagados. La Ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) y los beneficios a través de Medicaid y del Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés) condujeron a la caída del porcentaje de niños latinos sin seguro médico del 19% en 2008 al 10% en 2014. A pesar de estos beneficios, el número de jóvenes latinos que no tuvo seguro médico en 2014 (10%) fue el doble del de los jóvenes negros o blancos (5% cada uno).

•             Las perspectivas mejoraron para los niños latinos según los indicadores tales como la escolaridad materna, el encarcelamiento de menores y el embarazo en adolescentes. El número de madres latinas que se graduó de la preparatoria aumentó del 48% al 64% entre 2000 y 2014, y el índice de embarazo en adolescentes disminuyó casi a la mitad (de 136 a 73 por cada 1,000 adolescentes latinas) entre 2000 y 2011. También, menos jóvenes latinos fueron encarcelados. El número se redujo de 309 a 173 por cada 100,000 jóvenes entre 2006 y 2013.

“Entender la situación de los niños latinos a lo largo del tiempo y en los diferentes estados puede ayudarnos a asegurar que nuestro país, escuelas, clínicas, médicos y legisladores tomen las decisiones correctas para apoyar a estos niños, el futuro de nuestro país, para que florezcan y se conviertan en adultos sanos y productivos”, dijo la Dra. Patricia Foxen, directora adjunta de investigación de NCLR.

 

NCLR (Consejo Nacional de La Raza) es la organización nacional más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de los hispanos en los Estados Unidos y trabaja para mejorar sus oportunidades. Para más información sobre el NCLR, por favor visite www.nclr.org o síganos en Facebook y Twitter.




New Report Shows That While U.S. Latino Children’s Prospects Have Improved, Inequities Remai

Positive trends underway, yet the 31 percent poverty rate in 2015 for Latino children was more than double the rate for White children

WASHINGTON, D.C.—A study released today by NCLR (National Council of La Raza) and the Population Reference Bureau (PRB) highlights improvements over the last 15 years in Latino child well-being, as shown by key indicators such as high school graduation rates, juvenile incarceration, health coverage and teen pregnancy. However, the report also notes that there are still high rates of poverty, obesity and a lack of reading proficiency among Latino youth. The report, “Toward a More Equitable Future: The Trends and Challenges Facing America’s Latino Children,” provides an in-depth analysis using data from the Latino Kids Database Explorer, which offers quick and easy access to national and state-by-state statistics on 18.2 million Latino children—95 percent of whom are U.S. citizens.

“The well-being of Latino children is at the core of all of NCLR’s work, but what this new report makes clear is how important the state of these children should be to our fellow Americans. These children are America’s future coworkers, teachers, voters, parents, consumers, taxpayers, homebuyers, entrepreneurs and leaders. Ensuring that this population reaches its full potential is essential to the success of our economy. Investing in Hispanic children today is an investment in America’s tomorrow,” stated NCLR President and CEO Janet Murguía.

With the NCLR Latino Kids Database Explorer available online, researchers, policymakers and others can compare national and state data for Latinos ages 0–17 in areas such as education, demography, citizenship, family structure, housing, health, poverty and juvenile justice. State and regional variations in particular illustrate how generational trends affect Latino children’s health and educational challenges in different parts of the country.

“Reducing disparities—especially by reducing racial and ethnic gaps in poverty and education—will not only improve economic conditions for millions of Latino parents and children, but will also fuel economic growth by creating a well-qualified workforce,” said Mark Mather, Associate Vice President of U.S. Programs at PRB, and a co-author of the report.

Key findings from the new report include the following:

•             Latino children have fueled rapid demographic change. The number of young Latinos increased by nearly 50 percent between 2000 and 2015, compared with a 14-percent and 4-percent decline in the number of White and Black children, respectively. The fastest growth in the Latino child population was in South Carolina (242 percent) and Tennessee (241 percent).

•             Latino families with children have not yet recovered from the 2008 recession. The share of Latino children living in poverty (30.5 percent) in 2015 is more than double that of White children in poverty (12.5 percent). Arkansas and North Carolina had the highest shares of Latino children living in low-income families in 2014 (more than 75 percent each).

•             Hispanic graduation rates are up but investment in Latino students remains crucial. The on-time high school graduation rate for Latinos increased from 67 percent in 2004 to 78 percent in 2013. Reading proficiency in 2015 among eighth-grade Latino students (21 percent), however, was less than half the rate for their White peers (44 percent), though higher than the rate for Black students (16 percent).

•             The Latino child uninsurance rate was cut in half, yet coverage still lags behind peers. The Affordable Care Act (ACA) and gains through Medicaid and the Children’s Health Insurance Program (CHIP) led to a drop in the share of uninsured Latino children from 19 percent in 2008 to 10 percent in 2014. Despite these gains, the number of young Latinos who went without health insurance in 2014 (10 percent) was still twice the rate for Black and White youth (5 percent each).

•             Prospects brightened for Latino children as measured by indicators such as maternal education, youth incarceration and teen pregnancy. The number of Latino mothers who graduated from high school increased from 48 percent to 64 percent between 2000 and 2014, and the teen pregnancy rate dropped by nearly half (from 136 to 73 per 1,000 Latina teens) between 2000 and 2011. Also, fewer Latino youth were incarcerated as these numbers dropped from 309 to 173 per 100,000 youth between 2006 and 2013.

“Understanding how Latino children have been faring over time and across states can help us ensure that our nation, schools, clinics, practitioners and legislators make the right decisions to support these children, our nation’s future, so they can thrive and develop into healthy, productive adults,” said Dr. Patricia Foxen, Deputy Director of Research at NCLR, and co-author of the report.

 

NCLR—the largest national Hispanic civil rights and advocacy organization in the United States—works to improve opportunities for Hispanic Americans. For more information on NCLR, please visit www.nclr.org or follow along on Facebook and Twitter.

Advertisement

Advertisement

Advertisement